Sentirse vivo: ser afectado por la propia sensibilidad, entregarse delicadamente al gesto sin poder asumirlo o evitarlo. Sentirme vivo hace que la vida sea posible para mí, incluso si estoy encerrado en una jaula. Y nada es tan real como esta posibilidad. Agamben.

  • Poder y política de la imagen en Cristo.
  • Viernes 18:00
  • Cupo mínimo para habilitar curso 8 participantes
  • Cupo máximo 15 participantes.
  • No requiere conocimientos previos.
  • Julio/Diciembre.
  • Online.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES.